COMETAS EN EL CIELO

Autor: Khaled Hosseini

Reseña:
Kabul, 1975. Nos encontramos con un Afganistán inundado de antiguas tradiciones, próspero, lleno de vida y color.
Amir, a sus 12 años, siente más latente la necesidad de ser reconocido por su padre; ya no era un simple niño, sino un hombre digno de reconocerse. Mientras él pone en marcha su plan para ganar en la competencia anual de cometas —a costa de todo y de todos—, en la oscuridad, se materializaba uno de los periodos más terribles que vivirían los habitantes de aquellos pueblos milenarios.
Al igual que su padre, Amir creció a lado de un sirviente hazara quien, pese a ser de clase inferior, se convirtió en su amigo y confidente durante toda su infancia. Su nombre: Hassan, fiel, noble y consciente del vínculo que los unía.
Muy pronto, una lucha interior en Amir, se abalanzó sobre él, devorándolo en el filo de las decisiones que cambiarían sus vidas para siempre.

Citas del libro:

“Dicen que los ojos son las ventanas del alma.”

“En eso consistía volar cometas; en dejar que tu cabeza volara junto a ella.

Las palabras eran puertas secretas y yo tenía las llaves de todas ellas”

“Cuando matas a un hombre le robas la vida, robas el marido a una esposa y el padre a unos hijos. Cuando mientes, le robas a otro el derecho a la verdad. Cuando engañas, robas el derecho a la equidad”

“Las historias tristes producen buenos libros.”

“Por ti lo haría mil veces más.”

Opinión y experiencia:
Este libro, me robó más lágrimas que cualquier otro. No me arrepiento, pues ha sido una historia que me ha erizado cada una de mis emociones; pese a ser una trama cruda y apegada a la realidad, me dejó un buen sabor de boca (o de ojo). ¡Me encantó!, sin duda, un libro que merece la pena leerse. Lleno de aprendizajes para la vida misma, te abre la ventana hacia un Afganistán feliz, antes de ser sumamente golpeado por terribles acontecimientos, los cuáles, siguen doliendo hasta el día de hoy.

Es un libro que saca de tu zona de confort, nada es lo que desearías que fuera y, sin embargo, te llena de una sabiduría invaluable.

¿Cómo llegó este libro a mí?:
Me lo prestó una amiga y compañera de estudios. Con un brillo en su mirada, me dijo que era una de sus lecturas favoritas, ¡y la entiendo! Es una historia que no podemos dejar pasar. Ahora, que sé que tiene una película (si, apenas lo descubrí), iré corriendo a verla.
Le agradezco infinitamente a mi amiga que haya confiado en mí ese libro, fue un excelente compañero en aquellas noches de internado (Sí, dato curioso, estudié en un internado para chicas).


¿Y tú? ¿Has leído Cometas en el cielo?
¡No olvides dejarme tus comentarios!