Marina

Autor:  Carlos Ruiz Zafón

Reseña:
Nos adentramos a los recuerdos de Oscar Drai, cuando era un joven de 15 años que, tras las paredes de un internado, vivía su día a día sin mucho ímpetu. Todo dio un giro completamente inesperado al conocer a Marina: una joven enigmática, quien vive en un caserón que, en un primer vistazo, parecía estar abandonado.

Ambos, se adentran en un oscuro secreto que se tejió en las sombras de la antigua Barcelona. Sin apenas imaginarlo, Oscar y Marina se encaminarán a desvelar el enigma de un personaje cuya ambición lo llevó hacia un destino crudo y tormentoso.

Curiosidades:
Este libro significó, para Zafón, el fin de sus escritos de aire juvenil. Muy a su estilo, se despidió en sus páginas de este mundo, para adentrarse a la tetralogía del cementerio de los libros olvidados, novelas dirigidas al público adulto.

De niño, el autor, recorrió toda la ciudad de Barcelona cobrando pólizas, debido al trabajo de su padre. Gracias a esto, tuvo la oportunidad de acceder a casas y observar muchísimos lugares distintos, mismos que se convertirían en un valioso acervo para caracterizar la vida de los personajes y las ambientaciones en sus libros.

Opinión y experiencia:
Me pareció una historia bastante interesante, fantasiosa sí, pero súper amena. Me gustó el desarrollo de los acontecimientos y cómo se entreteje la amistad entre Oscar y Marina.
El manejo de la ambientación es maravilloso, Carlos Ruiz Zafón describe con una pluma de exquisito estilo, transportándote a una Barcelona gótica y misteriosa. Sin embargo, hay a quienes esto no les gustó demasiado, a mí me parece un sello particular del autor, quien lo hace de manera elocuente y bella, sin caer en el exceso (a mi parecer).

Es un libro totalmente recomendado para público juvenil, lleno de misterio, sentimientos arrasadores y un toque de romance, que no podía faltar.

¿Cómo llegó este libro a mí?:
Este fue un bello regalo de una persona muy especial en mi corazón. Él me adentró en el mundo Zafoniano a través de el libro “La sombra del viento” y el resto de la tetralogía del Cementerio de los libros olvidados. Aprovechando los libros de su biblioteca que llegaban a mis manos, Marina tuvo su oportunidad.
Me gustó muchísimo, lo leí en un tiempo bastante adecuado. Me enamoró la pluma del autor, recuerdo leer sus palabras en un viaje en microbús, ¡me enchinó la piel!:

«Quince años más tarde, la memoria de aquel día ha vuelto a mí. He visto a aquel muchacho vagando entre las brumas de la estación de Francia y el nombre de Marina se ha encendido de nuevo como una herida fresca. Todos tenemos un secreto encerrado bajo llave en el ático del alma. Éste es el mío.»

¿Y tú, ya leíste Marina?
¿Te gustó?

¡No olvides dejarme tus comentarios!